10 pasos para el primer sexo anal

Posted on Posted in Consejos sexuales, Orgasmo femenino, Sexo anal

Extracto del libro “Placer con penes pequeños

Muchas mujeres creen que el sexo anal es per se doloroso, siendo una experiencia desgradable – a pesar que el dolor y el placer los separa un muy delgada línea.Para empezar, como lo menciono en mi página para hombre Doctor Placer, el sexo anal sin dolor es posible, y la mayor responsabilidad cae sobre los hombros del sexo masculino. Pero claro, tu amiga, también puedes poner de tu parte.

El sexo anal es una experiencia fabulosa para los dos, especialmente en el caso que el tamaño sea algo menor al deseado. El recto está repleto de terminaciones nerviosas, similar a la vagina (aunque las sensaciones son diferentes), además las posiciones para el sexo anal permiten estimular muy fácilmente el punto G, sea a través de la penetración o con los dedos; la vagina queda ubicada de una manera muy accesible para los dos.

Si eres hombre, te invito a que leas el artículo mencionado anteriormente, en DoctorPlacer.com (sexo anal sin dolor), y para mis amigas seguimos con unos 10 consejillos express para la primera vez “por detrás” ;)…

  1. La higiene por encima de todo, aunque la probabilidad de un accidente es baja, ya que las heces no se mantienen en el recto, es mejor que te sientas limpia antes de intentarlo. Evita comer en abundancia horas antes, especialmente carnes, alimentos grasos o harinas,  toma mucha agua. Te sentirás mejor, más preparada (aunque así deberías alimentarte siempre). Además, la depilación no sobra, eso si unos días antes para evitar cortes o roces desgradables y por supuesto una ducha.
  2. De apuro solo queda el cansancio… especialmente ese hombre debe entenderlo (y recomiéndale DoctorPlacer.com). Para evitar que tu amante se toma las cosas a la ligera, prepara juegos previos, con frutas, masajes y mucho sexo oral de las dos partes. Especialmente si el se atrave a hacer Analingus 😉
  3. Usa mucho lubricante… la mejor excusa para ello es iniciar con una sesión de masajes, dejándose llevar y al mismo tiempo lubricando todo lo que se pueda. Es mejor prevenir que lamentar. Es mejor usar aquellos lubricantes de base acuosa (agua) para el uso de condones. Es mejor que sobre a que falte.
  4. Primero el tacto…. si le recomiendas a tu amante lleer antes doctorplacer.com no será necesario 😉 … sin embargo, como esto es una introducción para damas, y sabemos lo egocentricos y poco dados a la lectura que son los caballeros a prevenir. Usa los dedos, intenta que el te penetra poco a poco, con mucho lubricante antes de cualquier penetración y si es necesario, hazlo tu misma. Una buena idea seria, si es posible, antes de encontrarse. Así podrás relajarte, sentir hasta donde llegar y estar relajada.Sea el tamaño que sea… Al menos tres dedos, con mucha paciencia eso si.
  5. En posición y partida… te recomiendo el misionero (tu abajo, el arriba, con las piernas muy abiertas) la más tradicional y la mejor para principantes. Estarás más relajada…
  6. Lento lento… No sobra que repitas la palabra una y otra vez “lento, lento”.. con ella no lastimarás su ego y esvitarás cualquier error. Ayúdale y aparte tus nalgas, masajeándote y con ello ayudando al recto a dilatarse. Y estén de acuerdo que el debe parar a cualquier señal de tu parte.
  7. Un poco más profundo… el debe solo insertar la punta, dejarla allí unos minutos, bésale, abrázalo pero evita que vaya más profundo. Solo cuando tu le digas “hazlo” el debe proseguir. Debes llevar la voz y eso debe estar claro… cada vez que lo invites a ir más profundo, el debe hacerlo solo unos milímetros. Con paciencia, llegará el orgasmo.
  8. El clímax… Cuando el te penetre completamente, cada vez sentirás más libertad de movimiento, más pasión, más ganas de moverte. Hazlo, debes ser tu quien lleve la velocidad o al menos, que controle sus movimientos. Mueve tu cuerpo para que el pene se mueve en diferentes ángulos, es si, con menos violencia que cuando tiene sexo vaginal.
  9. Evita que olvide el resto de tu cuerpo… Eso debe saberlo, al menos eso espero. Recuérdale que eres más que un recto o senos… Una invitación a tocarte es que tu mismo te masturbes, tocando el clítoris. Bienvenida al orgasmo femenino.
  10. Después del orgasmo estarás muy sensible, aún más que después del sexo vaginal. Recuérdale que debe sostener el condon fijamente, en caso que haya aguna sorpresa desagradable, y desecharlo inmediatamente. Lo más probable es que no haya manchas, pero si el penetra tu página usando ese mismo condón puedes recibir infeciones desagradables. En esos momentos de pasión a veces olvídamos quienes somos 😉

No olvides dejar tus comentarios o escribirme.

Extracto del libro “Placer con penes pequeños